Eloise, Mucho Más que Chic

Archivado en: 

Al poco tiempo que abrió Eloise fui a conocerlo... y, sin lugar a dudas, fue amor a primera vista. 

Me enamoré de su decoración, del menú y del excelente servicio. Y tal vez tiene que ver con el hecho de que siempre que voy la paso muy bien. 

El lugar está decorado en tonos lilas, morados y negro. Un mix entre lo vintage y lo nuevo, creando un estilo neoclásico moderno, que lo hace presentarse como un lugar bastante chic. Eloise se divide en dos partes, la frontal que es más clara y casual, y la trasera que es mucho más íntima, oscura y con un toque de mayor elegancia. Las zonas están divididas por la barra de bebidas.

El menú es una carta muy amplia que incluye platillos para todos los paladares. Lo mejor de sus platillos es que vienen bien servidos y la guarniciones son tan ricas y originales, que no las van a dejar, como suele suceder en otros restaurantes.

No se van a sentir mal atendidos en ningún momento, ya que el servicio es de primera. Los chefs Abel y Laura, siempre están ahí para hacerse cargo de cualquier cosa.

En cuanto a la relación precio/calidad, es excelente, sobretodo tomando en cuenta que muchos lugares con una menor variedad de platillos, manejan los mismos precios. 

Eloise es ideal para ir con pareja, familia y amigos, pero también se los recomiendo para pedir comida para llevar. Últimamente he tomado esa costumbre. Les doy ejemplo: pedí con anticipación comida para llevar el día de las madres, ahorrándome el tráfico, los tiempos de espera y el mal servicio que suele ocasionar el estrés de un día tan complicado. Cuando he pedido comida para llevar, me explican hasta cómo montar el platillo, nadie más se toma esa molestia. Ya sea que vayan o pidan para llevar van a tener la misma calidad. 

Tengo que admitir que es, por mucho, mi restaurante favorito en el DF. Cumple con todas mis necesidades: servicio+calidad+precio+diseño. No dejen de visitarlo.

Recomendaciones

-Tártar de atún: una mezcla de sabores espectaculares, mango, chile habanero, atún; es una entrada que los va a dejar con ganas de más. Excelente para un día de calor por ser tan fresca.
Carpaccio de res: para compartir, yo no suelo ser muy fan del carpaccio de res, sin embargo, me encantó. Ideal si van con amigos.

-Atún al balsámico: no hay nada mejor en el mundo que un atún bien sellado y al abrirlo se vea su color (rosado rojizo). Aquí lo saben hacer muy bien. Viene sobre una cama de puré de camote y el vinagre bálsamico hace que la combinación sea una explosión de sabor.

-Magret con Salsa de Higos: la presentación es muy atractiva; los sabores se mezclan de una manera muy interesante donde la salsa hace resaltar al pato, un sabor agridulce que se vuelve adictivo.