El Regreso del Chepo de la Torre Terminará por Hundir a Chivas

Archivado en: 

Ningún técnico que ha tomado a la Selección Nacional ha logrado regresar con éxito a sus equipos en su siguiente trabajo. Los que se han mantenido más estables son Javier Aguirre, aunque moviéndose por el mundo, y el ‘Ojitos’ Mesa en México. Los demás han sufrido mucho para conseguir trabajo y, sobre todo, éxitos. El caso de Miguel Herrera es especial, porque se mantiene en el puesto después de hacer un Mundial aceptable, cuando nadie esperaba nada. 

Chepo de la Torre tuvo una de las peores eliminatorias de la historia. Se notaba visiblemente presionado en el banquillo tricolor y no supo mantener la calma pero, sobre todo, convencer a sus jugadores de que eran mejores que los rivales. Por el contrario, los contagió con la presión de no conseguir los resultados. Impuso una especie de ‘ley marcial’ en la que todos estaban incómodos.

Los resultados negativos continuaron hasta que la situación fue insostenible al caer ante Honduras –Honduras, por amor de Dios- en casa. La derrota más humillante que ha sufrido el Tri, más que el primer Aztecazo en 2001, cuando Costa Rica venció a México en uno de los capítulos más tristes del fútbol nacional.

Pero lo más lamentable seguía siendo la actitud de Chepo: retador ante la prensa y testarudo se negaba a renunciar, a pesar de perder en cada oportunidad que se presentaba. Justino Compeán se tuvo que poner el traje y la máscara de verdugo para cortarle la cabeza en septiembre de 2013 y rescatar el Mundial para México, historia conocida por todos.

Ahora, José Manuel regresa al fútbol con un club que ya hizo campeón… en circunstancias muy diferentes. La presión que se vive actualmente en Chivas no es menor y, si algo demostró el Chepo, es que la presión lo mata. No es lo mismo motivar y entrenar un equipo que navega viento en popa en la parte alta de la tabla general, a lidiar un conjunto que se encuentra en serios problemas de descenso y que no convence a nadie.

No creo que De la Torre sea el técnico indicado para Chivas en este momento. Mucho menos después del pésimo manejo en los momentos difíciles que ya describí con la Selección Nacional. Al igual que lo dije cuando llegó al banquillo del Tri (años antes de la debacle), no creo que el futuro le depare buenas cosas al nuevo pastor del rebaño ‘salado’, creo que pocos aún se atreven a llamarle ‘sagrado’. El Estadio Omnilife se ha convertido en una sucursal del matadero, no un estadio de fútbol.

El tiempo lo dirá, pero creo que Chivas se ha vuelto a equivocar en escoger a su estratega. No es que el Chepo sea un mal técnico, simplemente no sabe manejar las crisis, y la de Guadalajara es muy precupante. Lo siento por los aficionados del club más querido del país.