Ferretti da Marcha Atrás de los Comentarios en Contra de Dirigir al Tri y Asume el Cargo

Archivado en: 

El ‘Tuca’ aceptó sentarse en el banquillo Tricolor como Director Técnico interino

México, DF.- Según Ricardo Ferretti, el agradecimiento que tiene por el fútbol de nuestro país lo orilló a sumir el puesto de Seleccionador Nacional, cuando en otras ocasiones desairó el cargo y llegó a mencionar que no dirigiría en partidos ‘moleros’; hoy todo es distinto, demostrando la poca memoria que tiene el nuevo Director Técnico –interino- del Tricolor. Ferretti señaló en conferencia de prensa que está comprometido con el equipo a clasificarlo a la Copa Confederaciones.

Al ser presentado en el Centro de Alto Rendimiento de la Femexfut como interino hasta octubre, el ‘Tuca’ cambió su discurso: ya no criticó los partidos ‘moleros’ sino que elogió el crecimiento de los equipos que antes sólo recibían goleadas; también se le olvidó que alguna vez dijo que prefería ser barrendero a timonel del Tri. Por supuesto, esta vez destacó el orgullo que representa ser Seleccionador Nacional.

Con buen semblante –eso sí-  aclaró que lo deportivo no está peleado con lo comercial y sólo criticó que el Tri a veces está muy ‘apapachado’ por las sedes donde disputa sus juegos.

“Cae más pronto un hablador que un cojo y a mí me tocó. Yo pienso que es momento de aportar algo a lo mucho que me ha dado el fútbol mexicano. Durante mucho tiempo sí dije muchas cosas, que no tenía la intención, pero ahorita es un momento de apoyar”, comentó en conferencia de prensa.

Acompañado por el Presidente de la Federación Mexicana de Fútbol, Decio de María, del Secretario General, Guillermo Cantú, y del Director Deportivo de Selecciones Nacionales, Santiago Baños, Ferretti dijo que ojalá siempre se pensara en el bien del balompié nacional y no en intereses personales.

Aclaró que en Tigres le dieron la libertad para aceptar la oferta de la Femexfut, originalmente hasta Rusia 2018, pero que él mismo declinó y sólo ofreció el interinato porque no puede dejar trunco el proyecto de los felinos, donde ya lleva dos años y va por tres más.

“El sueño de todo entrenador es poder dirigir la Selección Nacional de tu país. También, no hay que olvidar que yo ya estuve en la Selección Mexicana apoyando al doctor Mejía Barón en el Mundial de Estados Unidos. Entonces tal vez, un poco de esta gran ilusión para todo nuevo entrenador yo ya la he cumplido”, expresó.

“Y en mi presente, siento que el compromiso con Tigres no les puedo fallar, no les puedo dejar porque ellos me han apoyado y eso no es muy común en el fútbol mexicano”.

También comentó que su objetivo será llevar al Tri a la Copa Confederaciones, para lo cual buscará trabajar optimizando el poco tiempo, sin minimizar a ninguno de los rivales: Trinidad y Tobago y Argentina (4 y 8 de septiembre, respectivamente), además de Estados Unidos y Panamá (10 y 13 de octubre).

“El punto aquí es el pase a la Confederaciones y cada que nos reunamos ese será el objetivo”, manifestó el estratega que prefirió tragarse sus palabras, antes que tomar la escoba y ponerse a barrer las calles de Monterrey u otra ciudad del país. Seguramente los dólares extra -y con lo jugoso que está el tipo de cambio hoy en día- lo terminaron convenciendo, al igual que la directiva de Tigres.