Se Encienden los Focos Rojos sobre Mike Tomlin

Archivado en: 
Fecha del Evento: 
Jueves, 1 Octubre 2015

Este jueves inició la Semana 4 del fútbol americano profesional de la NFL, y los Cuervos de Baltimore se metieron al Heinz Field y le sacaron la victoria a los Acereros de Pittsburgh, al derrotarlos 23-20 en tiempo extra.

Este partido se ha convertido en un clásico de la División Norte de la Conferencia Americana, que esperan cada temporada los aficionados de ambas franquicias, por el odio deportivo que se tienen y porque el sector es uno de los más competidos de la liga.

El equipo de los Acereros llegaba a este encuentro con la desventaja de no tener a Ben Roethlisberger, su quarterback titular, quien sufrió un esguince del ligamento medial colateral de la rodilla izquierda. El “Big Ben”, salió del emparrillado en el tercer cuarto del partido ante los Carneros de San Luis, en el Domo Edward Jones, y estará inactivo de cuatro a seis semanas.

El hombre encargado de dirigir la ofensiva fue el mariscal de campo Michael Vick, quien completó 19 de 26 pases para 124 yardas y una anotación, sin embargo, no fue suficiente para ganar el partido.

Los dos goles de campo que falló el pateador Josh Scobbe, le abrieron la puerta a los Cuervos y a su pateador Justin Tucker, quien con un intento de 52 yardas en tiempo extra le dio la primera victoria a Baltimore en la temporada, derrotando a su acérrimo rival su propia casa.

La situación de los Acereros ha encendido las alarmas sobre su entrenador en jefe, Mike Tomlin, quien para muchos expertos y aficionados ha tomado decisiones que dejan de lado la esencia del equipo, basada en una defensiva sólida y una ofensiva con un corredor que rompa la trinchera, sello que llevó a la franquicia de Pittsburgh a ser una dinastía en los años 70.

La llegada del mariscal de campo Michael Vick no fue vista con buenos ojos por los aficionados, principalmente porque en el 2007 fue encontrado culpable de organizar peleas de perros en su casa; para muchos, una mancha imborrable. Tendremos que esperar para ver como Vick se adapta al sistema de juego de los Acereros, por lo pronto, se nota que le falta mucho al quarteback de 35 años de edad.

Mike Tomlin tomó a los Acereros en la temporada 2007 tras la salida de Bill Cowher. Su récord en temporada regular es de 84 ganados y 48 perdidos; en Playoff tiene 5 victorias por 4 derrotas. Tomlin ya ganó un Super Bowl con Pittsburgh, obtuvo dos campeonatos de conferencia y cuatro divisionales, pero su desempeño al frente del equipo es muy cuestionable, ya que los logros fueron con la base de jugadores que dejó su antecesor.

Por lo pronto está metido en camisa de once varas ya que el equipo ha dejado de ser considerado contendiente tras la lesión de Roethlisberger, y los aficionados de los Acereros no aceptan que se atente contra la historia de unos de los equipos más populares y ganadores de toda la NFL.