Infiniti Red Bull Racing Presenta su RB7 en el Instituto Politécnico Nacional

Archivado en: 
Fecha del Evento: 
Viernes, 26 Junio 2015

El poderoso equipo de la Fórmula 1, Infiniti Red Bull Racing, está en México para regalarnos un espectacular Showrun en el Zócalo Capitalino que podrán disfrutar más de 60 mil personas

México, DF.-  Como parte de las actividades previas al Gran Premio de México de F1 (que se llevará a cabo el 1 de noviembre en el Autódromo Hermanos Rodríguez), la escudería Infiniti Red Bull Racing está de visita en nuestro país. Hoy realizaron un pequeño evento en la explanada de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica del IPN, ante unos 200 alumnos, maestros y medios de comunicación que se dieron cita para disfrutar del espectáculo visual y sonoro de un auto de F1.

Y créanme que no es cualquier auto: el modelo que traen a México es el RB7 diseñado por el genio Adrian Newey, campeón del mundo de constructores y pilotos en 2011 en manos de Sebastian Vettel y con la ayuda de su coequipero Mark Webber.

Durante la presentación estuvo Servane Monot, Gerente de Operaciones de Renault Sport F1, quien detalló algunos de los componentes del motor Renault RS27 que ayudó a Red Bull a ganar los campeonatos.

Los 8 cilindros, 2 mil 400 centímetros cúbicos, 18 mil revoluciones por minuto y 32 válvulas en un bloque de cilindro en caso de aluminio se conjugan para regalarnos uno de los conciertos más espectaculares del mundo: el que produce el motor de un auto de la máxima categoría del automovilismo.

Estoy muy entusiasmado porque la gente en México tendrá la posibilidad de escuchar un motor V8, muy distinto a lo que veremos en noviembre con los motores V6 de la Fórmula 1 actual. No hay duda, como lo comenta la propia Servane Monot, que los autos de última generación tienen una mucha mayor tecnología, especialmente con los nuevos sistemas de recuperación de energía, pero los aficionados al automovilismo extrañamos el sonido de los viejos motores… ya ni hablemos de los V10 de la década pasada, o los gloriosos V12 de otros tiempos.

En una interesante comparación el piloto Gustavo Vidósola, campeón de la Baja 1000, habló de las diferencias entre los autos de Fórmula 1 y su Trophy Tuck, un monstruo de 2.5 toneladas que se devora 350 litros de combustible en minutos. Gustavo y su equipo son los únicos mexicanos que han ganado la carrera de poco más de mil 600 kilómetros que se realiza en el estado de Baja Califonia. Según nos platica, es una de las competencias más menospreciadas en México. Incluso en el extranjero se habla más de la Baja 1000 que en nuestro país. Por eso también dará un exhibición de su auto Off Road en el Zócalo Capitalino, para que la gente conozca más de esta modalidad del automovilismo.

Recuerden, la cita es mañana a las 09:00 hrs., y los accesos estarán abiertos desde las 07:00 hrs.. Les recomiendo llegar temprano porque seguramente se va a llenar de entusiastas que quieran ver y escuchar el show de Red Bull en México.