House of Vans, Simplemente... ¡Espectacular!

Archivado en: 

Nuevamente tuve la oportunidad de asistir a House of Vans –evento organizado por la famosa marca de ropa y sneakers- no como periodista, sino como parte del staff de Showbox, productores del evento; una experiencia inolvidable.

Sin duda, los conciertos se viven de una manera distinta tras bambalinas. Les puedo decir que el trabajo realizado por Karina Arcuri, Juan Pablo de la Torre y todo el equipo que trabaja en la empresa es simplemente espectacular. Difícilmente he encontrado personas más trabajadoras y entregadas a su pasión: la producción de eventos.

Días de desvelo; jornadas eternas para montar escenarios que te atrapan visualmente desde que entras al lugar. El audio y la iluminación son de primer mundo. House of Vans es un festival de tres días de música electrónica, hip hop y rock, además de ofrecer buenas bebidas, una atractiva oferta gastronómica con distintos foodtrucks, y el ambiente que aportan los ya tradicionales skates y bmx (día uno, Underground Realm).

Y el evento continua creciendo: para la edición 2015 la carta fuerte del cartel fue Zoé. No alcanzaba un recinto pequeño para subir al escenario a una banda que ha cobrado gran fuerza internacional en los últimos años. El Campo Deportivo del Estado Mayor Presidencial fue el lugar indicado para llevar a cabo los conciertos.

A pesar de la lluvia –principalmente el primer día- la gente no paraba de llegar al No. 851 de Constituyentes.

Joey Bada$$ y 2 Chainz la rompieron el primer día. La Mala Rodríguez conquistó al público en la segunda jornada. Zoé no decepcionó y dejó satisfechos a sus fans que coreaban a todo pulmón sus canciones. The Wookies fueron el complemento perfecto para abrochar un festival que se consolida como uno de los eventos más esperados cada año por los fans.

La producción fue impecable.

Los tres días los escenarios fueron distintos. En Underground Realm, disfrutamos de una ambientación más urbana. De fondo, una pantalla tradicional y una iluminación soberbia fueron el marco perfecto para que lucieran los sonidos de hip hop de los reconocidos artistas internacionales. En Kiss My Vans, unas “V’s” se encendían enmarcando el escenario por completo. Releieves metálicos le daban un toque de distinción. La pantalla en forma de rombo nos regalaba un efecto visual diferente al que estamos acostumbrados. Para la última noche, Classic & Mexico, el escenario se convirtió en una gran pantalla donde se proyectaron imágenes espectaculares durante toda la velada. Un extraordinario trabajo de mapping que dejó sorprendidos a todos los asistentes.

No queda más que felicitar a House of Vans por la pasión con que organizan su festival. No hay duda que la marca se ha convertido en una de las favoritas de la gente en México. También tengo que felicitar a Showbox por el increíble trabajo de producción que lograron hacer para el evento. Como comencé diciendo, un fin de semana inolvidable. Ya me froto las manos para volver en 2016 y saber cómo van a superar lo que hicieron este año. 

Fotos: Juan Pablo García Noriega para Showboxinc.com (entren aquí para ver las fotogalerías completas en el portal de Showbox).