Marc Anthony y la Historia de ‘Vivir mi Vida’

Archivado en: 

El pasado 14 de septiembre, uno de los cantantes latinos más reconocidos de la actualidad, y en mi opinión, la reencarnación de Héctor Lavoe pero con vida menos tormentosa, cumplió años. Le quise dedicar estas líneas por tres puntos: porque tiene relación estrecha con nuestro México, porque tiene conexión con el deporte y porque desde el año pasado hizo famosa una canción de las que pocos saben su origen.

Marc y México

Hijo de Felipe Muñiz y Guillermina Rivera, ambos de origen puertorriqueño, Marco Antonio Muñiz Rivera –nombre original del cantante- fue bautizado así en honor a uno de los más grandes intérpretes de bolero que ha tenido México y América Latina, de quien es homónimo. Sin embargo, por cuestiones de mercado -y para que no fuese confundido o descalificado- decidió cambiar su bombre al inglés, lo que fue muy acertado.

Por alguna extraña razón Marc Anthony tiene un imán especial con la gente de nuestro país: los más recientes conciertos que ofreció presentaron lleno total en cada fecha.

Una anécdota que siempre recordaré es cuando se presentó por primera vez en el majestuoso Auditorio Nacional en 2013: después de interpretar el primer tema agradeció al público, miró hasta el fondo del recinto, soltó una lágrima y declaró que lo único que le faltaba en su carrera era cantar en el Auditorio. La gente se volcó ante él.

La Historia de Vivir mi Vida

Las nuevas generaciones han conocido a Marc Anthony por el más reciente éxito que puso en el mercado: ‘Vivir mi Vida’. Y aunque es una letra reflexiva y motivante cabe señalar que no es una canción original pero fue excelentemente adaptada a la imagen del neoyorkino. El tema se ha mantenido en los primeros lugares de popularidad desde que salió en 2013 y solo descendió, apenas en marzo de este año, al lugar 92 de las listas. En países como Chile impuso récords al permanecer como número 1 en lo que va de este 2014. Tuvo mucho éxito en ventas –físicas y digitales- y empieza a volverse un clásico.

‘Vivir mi Vida’ también fue un éxito en Francia y medio oriente en la voz de su autor Khaled Hadj Ibrahim, mejor conocido como Ched Khaled o, simplemente Khaled. Un cantautor franco-argelino tituló el tema como C’Est La Vie (Así es la vida), que habla de los obstáculos y lo dura que es la vida para alcanzar los logros. Con un ritmo fusionado, entre árabe y africano, esta versión pop dio al Rey del Raï, como le apodan a Khaled, una renovación a su carrera pues tenía cinco años sin aparecer… y lo hizo en grande. En el mismo álbum grabó un tema con el famosísimo y muy recurrido Pitbull, ‘Hiya Hiya’, que rápidamente se ubicó en los primeros lugares de popularidad en Francia, arrasando en todas las discotecas.

Para 2013, los productores del álbum 3.0 de Marc Anthony decidieron hacer una adaptación del tema a salsa, para incluirlo en el corte número 1 y primer sencillo con una versión pop en el corte 10, muy parecida a la canción original de Khaled.

El Deporte y el Cantante

Marc Anthony, como buen puertorriqueño, es aficionado al béisbol y al boxeo pero acude frecuentemente a partidos de NBA para ver a los Knicks de Nueva York o al Heat de Miami, equipo para el que ha interpretado el himno nacional de los Estados Unidos en diferentes ocasiones.

Pero su incursión total a este sector fue cuando se asoció con Gloria y Emilio Estefan, además de Fergie Duhamel ‘Fergie’ (The Black Eyed Peas) y las hermanas Williams (Venus y Serena), para comprar, junto con otras celebridades, acciones del equipo Miami Dolphins de la NFL en 2009.

Marc proviene de una familia aficionada a los deportes y eso le motivó a participar en el equipo más representativo de la ciudad en la que reside junto con amigos muy íntimos que incluyen a la familia Estefan.

Es por eso que en estos días de septiembre merece la pena hablar del exitoso Marc Anthony, ese que ha puesto a bailar a toda Latinoamérica y Estados Unidos. Quien no tenga una canción favorita de él debería darse la oportunidad de escucharlo con detenimiento.