Sloane Stephens y Alexander Zverev participan en inauguración del torneo

Zurutuza da el raquetazo inicial
Archivado en : 
Publicación: 
Martes, 26 Febrero 2019
Fuente: 
Crédito: 
Juan Pablo García Noriega González
Sección: 
Género: 

Como todo magno evento, el certamen tenístico lució sus mejores galas para comenzar con el pie derecho las actividades oficiales del main draw del torneo. Alexander Zverev, segundo preclasificado y favorito para enfrentar a Rafael Nadal en la final, y Sloane Stephens, primera en la siembra en la rama femenil, se lanzaron de la tirolesa Xtasea para llegar a la cita en el espectacular restaurante elevado Península, en la bahía de Puerto Marqués, Acapulco.

Los organizadores montaron una minicancha de tenis en la que los jugadores pelotearon y convivieron con la prensa, previo a sus partidos de debut en el Abierto Mexicano de Tenis.

Raúl Zurutuza, director del torneo, fue el encargado de inaugurar el certamen y reiteró el esfuerzo de las tenistas mexicanas que lograron ganar sus primeros encuentros en la calificación, aunque quedaron fuera del cuadro principal al perder en los partidos definitorios del domingo.

Ayer tuve oportunidad de presenciar el entrenamiento de Sascha con el argentino Diego Schwartzman, chaparrón que logró meter en problemas al teutón en varios momentos, incluso sacándolo de sus casillas –Zverev azotó su raqueta contra el piso al menos en dos ocasiones–. El alemán sabe la responsabilidad que tiene en Acapulco y necesita arrancar bien el torneo si desea pelear por la famosa pera, el bello trofeo que acredita como campeón al mejor tenista de la semana en el Abierto Mexicano de Tenis.

Michael Mischa Zverev, quien enfrenta al español Rafael Nadal en primera ronda, acompañó a su hermano en la inauguración con su familia. “Rafa siempre juega un gran tenis, es muy difícil de derrotar, siempre juega en la cancha principal y cuenta con el apoyo del público, lo que le da una ventaja; definitivamente es uno de los jugadores más duros del mundo, sobre todo cuando está encendido: es imparable”, afirmó el más grande de los hermanos Zverev.