La Calle Bistro: Food Truck de Tacos Gourmet

Archivado en: 
Fecha del Evento: 
Sábado, 7 Junio 2014

Tuve la oportunidad de asistir al evento 'Food Trucks en La Feria' y, la verdad, es otro mundo. Cualquiera diría que los camiones de comida que vemos por las calles son parte de la normalidad, así como el tráfico y los vendedores ambulantes, pero no. Tener un camión, del tamaño que sea, tiene su chiste y ahora les cuento por qué.

Sergio Rivadeneyra, antiguo Director de Administración y Finanzas, dijo un día: “ya no quiero ser empleado, quiero tener mi propio negocio”, (¿les suena conocido?), renunció a su empleo y se dio a la tarea de cumplir su meta. Siendo un apasionado del servicio y de la comida, decidió comprar un camión usado de Bimbo y reciclarlo. Pintura blanca por dentro y pintura negra por fuera; un motor de gas que además funciona como tanque para la parrilla y el montaje de la cocina que él mismo diseñó. Todo en conjunto le da vida al food truck que tiene por nombre La Calle Bistro.

El concepto se trata de dar un buen servicio y excelente comida. Las recetas son originales, todas creaciones de Sergio, con un toque muy mexicano: el picante.

Hay chilaquiles, tacos y tamales gourmet. Seguramente se preguntarán, ¿qué es lo que hace la diferencia? Pues, ¡todo! Para empezar, la papa y el chile son ingredientes básicos en los platillos. Imagínense una tortilla de harina, con una base de frijolitos con chorizo, una capa de papa confitada y después un alambre de pollo o de res; o un taco gourmet de pescado al limón con una salsa de cacahuate, chile de árbol y aguacate.

O ya bien entrados y olvidado la dieta, unos tamales gourmet de papa, que son los mejores que he probado.

¿Tamal de papa?... ¡Sí! de papa. La elaboración es igual, al vapor y con hoja de elote, pero en lugar de masa se preparan con un puré de papa exquisito, salsa de chile poblano o de mole con pollo.

Sergio es un chef de corazón que disfruta lo que hace. En su vida ha pasado por todo, desde tener cinco motonetas para vender tacos de canasta, hasta tener que repartir él mismo los tacos -de las cinco motos- por la falta de serierdad e incumplimiento de los choferes. Sin embargo, está convencido que la constancia será parte de su éxito, a pesar de la dificultad de mantener un camión y encontrar estabilidad con el mismo.

“Sigo apostando a vivir de lo que vendo todos los días en la calle”.

La Calle Bistro es más que un camión, es el conjunto de esperanza y de éxito, de alegría y de calidad. Les recomiendo ampliamente visitarlo. Los precios son muy accesibles y estoy segura que van a pedir más de un platillo. Les será fácil ubicarlo, el logotipo es un chile rojo y -si es de noche- podrán distinguir fácilmente su nombre gracias a letras blancas brillantes.

Lunes, martes, jueves y viernes está ubicado en la Condesa, en Benjamín Gil, entre Ometusco y Saltillo. Los miércoles lo encuentran afuera de Plaza Acoxpa.

¡Ah, por cierto!, si llegan a encontrar tamales de papá en otro lugar que no sea en La Calle Bistro, no son los originales. Sergio Rivadeneyra es el creador de esas delicias. 

Facebook: La Calle Bistro | Twitter: @LaCalle_Bistro