Genco Caffé, la Cafetería Móvil que te Sorprenderá

Archivado en: 

Genco Caffé no es otra cafetería más. Mucho menos un Starbucks con drive thru en el que entras con tu auto para comprar café sobrevaluado. No, Genco es una cafetería móvil que sale a las calles para ofrecer sus productos que te dejarán sorprendido, empezando por el diseño de la carcacha totalmente equipada, hasta el sabor y la calidad de las bebidas que preparan.

Platiqué con Pablo Contreras, uno de los socios, para que me contara la historia de su carchacha-cafetería y los productos que ofrecen como Genco Caffé.

P. “Es una idea de un grupo de socios, algunos de ellos productores de café en el estado de Chiapas. Yo me dedico a tostar y a dar asesorías en café. En conjunto buscamos crear un concepto que fuera divertido y que pudieramos sacar a la calle, así nació nuestra carcacha. Desde un principio queríamos apoyar a los productores nacionales, cerrando la cadena y vendiendo un buen café a un precio muy razonable, pensando que todos hagamos un buen negocio”.

JP. Pablo, ¿por qué el nombre Genco? De entrada me recuerda las películas de El Padrino y el negocio de aceite de oliva de Vito Corleone.

P. “Justo de ahí viene. Es la empresa que produce aceite de oliva en las películas. Lo escogimos porque iba con el concepto de una carcacha y muy callejero”.

JP. Sí, como aquellos callejones neoyorkinos de los años veinte que vemos en la película.

P. “Exactamente. Queríamos que fuera divertido y que pudiera estarse moviendo. De esta manera nos podemos poner fácilmente en un parque, o afuera de un museo; realmente no estorba”.

JP. ¿Dónde consiguieron la carcacha?

P. “Nosotros la armamos. Consegumos las piezas de unos amigos que nos ayudan con la maquinaria. El pryecto salió originalmente de una idea en la Universidad Latinoamericana y decidimos construirla. Todo está hecho a mano y nos tomó más de un año terminarla. Y hablando de la cafetera, nos tomó otro año encontrar una que tuviera las caracterísitcas que buscábamo. Lo más importante, hablando de tecnología, no es lo que ves, sino lo que no se ve”.

“La cafetera es San Remo, pero está modificada. Esta consume quince watts, cuando normalmente usan hasta 3 mil watts. Tiene un tostador de café que es una tecnología que desarrollamos nosotros en conjunto con Trejo (encargado de la maquinaria). Y finalmente, se sumaron los productores de Hamburgo (Chiapas), y así logramos concretar el proyecto”.

JP. ¿Cómo les ha ido? ¿Cuál es la respuesta de la gente cuando ven la carcacha?

P. “Bien y la respuesta ha sido buena. Aún estamos en fases de prueba, pero pretendemos poder franquiciar el concepto. Queremos hacer más carcachas, quizá modelos diferentes, pero ya que esté bien probado. Hasta el momento vamos bien, pero sabemos que llevamos poco tiempo”.

“Respecto al café, queremos mostrar y vender el producto de una manera diferente. Acutalmente los productores nacionales están muy amenazados por los cambios de precio y queremos promover el consumo de café especialidad a precios razonables; este es un punto de partida para tratar de revertir la situación. De lo contrario, será muy difícil encontrar café mexicano en el furturo, a pesar de que tenemos algunos premiados internacionalmente”.

Cuando veo estas ideas, el esfuerzo y el tiempo que inverten algunos empresarios (dos años) para lograr concretar su proyecto, además de fomentar el consumo de productos nacionales de calidad, me pregunto cómo preferimos consumir en las grandes cadenas que venden productos estándar a precios realmente elevados. Es increíble que estos emprendedores tengan que batallar para encontrar lugares en los que puedan ofrecer su café, mientras los gigantes siguen abriendo establecimientos en cada esquina. 

Felicidades a Pablo y sus socios por su trabajo. Espero que pronto veamos más carcachas Genco Caffé en las calles del DF ofreciendo sus productos. Si los llegan a ver, no duden en acercarse y probar el que más se les antoje. No se van a arrepentir.