Productos Milagrosos para Perder Peso: ¿Cuál es su Verdadero Costo?

Archivado en: 

Nuestra salud se ve amenazada por la lucha frenética de la belleza estética prometida en el mercado. Pastillas y tés que adelgazan están presentes en todos los estantes de farmacias, gimnasios, súper mercados, etc.

Algunos productos prometen ser ‘100% naturales’, no que no nos dicen es que aceleran el proceso de destrucción de glándulas vitales necesarias para el correcto funcionamiento del cuerpo humano. En el largo plazo, el costo de consumirlos se ve reflejado en el daño a la tiroides, la pituitaria, el páncreas, el hígado, el sistema digestivo y, como consecuencia, el resto del organismo.

El consumo de estos productos no es más que una lenta transición hacia enfermedades degenerativas, progresivas y mortales como el cáncer, la diabetes, anemias, hipertensión e hipertiroidismo, por mencionar algunas. En el corto plazo, casos de  insomnio, depresión, ansiedad y taquicardias, acompañan a todas aquellas mujeres y hombres que han decidido, a toda costa, bajar los kilitos de más que llegaron en las vacaciones, tras el embarazo, o perder súbitamente el peso ganado durante años de sedentarismo.

La desinformación y la mercadotecnia persuasiva, permite a los consumidores correr serios riesgos si obtienen los resultados inmediatos que promete la publicidad. “Lo que fácil viene, fácil se va”, aplica para el uso desmesurado de productos milagro. Por lo general, la descompensación provoca en las personas un efecto de ‘rebote’, ocasionando un incremento de peso, siendo éste el menor de los problemas de usar estos suplementos o medicamentos. 

Desmayos, baja de azúcar, temblorinas y cambios bruscos de humor son algunos de los síntomas que presentan algunos clientes de estas farmacéuticas no reguladas que, sin importar el daño que provocan en las personas, aprovechan para hacer dinero rápido con productos que entran y salen del mercado con la misma velocidad.

Para cuidar nuestra salud no existen fórmulas mágicas. La única manera de controlar nuestro peso es evitar la comida de alto contenido calórico y aquella que aporta una pobre cantidad de nutrientes; bajarle al consumo de comida chatarra es el único y verdadero camino para mantener el peso ideal. Tener una dieta balanceada ayuda a bajar de peso de manera natural y sostenida. Invertir en conservar nuestra salud debería ser primordial.

Para los que piensan en bajar rápidamente de peso, el primer paso es quitarse la tentación de comprar soluciones inmediatas con las que nos bombardean diariamente. Por eso, es muy importante estar concientes del daño que causan en nuestro cuerpo y que a la larga pueden dañar nuestra salud de manera irremediable.

Es importante compartir esta información con las personas que están dispuestas a sacrificar su salud por adelgazar de manera artificial. Si conoces alguna persona que está siendo víctima de la mercadotecnia, puedes hacer algo por ayudarla. Di no al consumo de productos milagros. Vive de manera saludable.