Descubriendo los SaborEs Polanco en la Aventura Culinaria del Año

Archivado en: 
Fecha del Evento: 
De Sábado, 1 Abril 2017 hasta Domingo, 2 Abril 2017

“No hay amor más sincero, que el amor a la comida”.

 – George Bernard Shaw

Y vaya que el Premio Noble de Literatura de 1925 tiene razón: mi romance con la comida es, sin duda, el más fiel y entrañable. Igualmente disfruto cocinar, pero nada es más placentero que comer y comer bien; acompañado de un buen vino mejor. 

SaborEs Polanco es el evento culinario más importante de la Ciudad de México. Se reúnen los mejores restaurantes de la zona para regalarnos sus mejores platillos –que los han llevado al reconocimiento internacional- en un fin de semana inolvidable para los amantes del buen comer.

El domingo llegamos puntales al evento –me acompañó mi primo Gerardo García Noriega, foodie sibarita- en Campo Marte (a las 14:00 hrs. exactamente), para encontrarnos con los stands muy bien puestos de los distintos restaurantes participantes; lo mismo los comerciantes de vinos y cervezas artesanales. Al llegar, te entregan tu ‘kit’ que incluye un plato y una copa para las distintas degustaciones y las catas de vino.

Nuestra primera parada fue con Emmanuel Dedovich (Viñas del Vero) para probar los primero vinos del día y refrescarnos del intenso calor –el sol caía a plomo sobre Campo Marte, afortunadamente nos regalaron unos sombreros que nos ayudaron a soportar los rayos solares. Con una interesante mezcla de etiquetas vinos tintos, blancos y espumosos, e inmejorable atención, probamos Valpolicella Ripasso, Beronia (Rioja) y Asti, y el día ya pintaba para ser extraordinario.

Continuamos con un vino blanco Pazo Cilleiro para nuestro primer maridaje en ‘La Trainera, Mercado de Mariscos’, donde comimos unos tacos de marlin maravillosos y un ceviche de pescado blanco, la mejor manera de empezar la tarde.

En nuestro camino nos encontramos con Jesús López de ‘Rancho el 17’, que ya preparaban un asado de la mejor carne de Sonora (calidad mundial). La tienda se ubica en Masaryk 515, local 5. Créanme que los cortes eran perfectos preparados al punto. Mientras los disfrutábamos tuvimos la suerte de llegar al stand de ‘El Portal’, cervecera con una propuesta artesanal muy interesante. Para maridar nuestras carnes nos ofrecieron su especialidad ‘Pumpkin Porter’ una cerveza obscura hecha con calabaza, que debo decir, es muy recomendable. También probamos la ‘Portal Imperial Stout’, ambas excelentes para combinar con el asado.

En la parte central del evento nos esperaba un festín con los restaurantes Estoril, Morimoto, Teppan Grill y Beef Bar del chef Alfredo Reyeros, quien nos atendió en persona para regalarnos sus delicias. En Morimoto comimos una ‘Brocheta Robayaki en Salsa Buribob’ inolvidable; probablemente uno de mis platillos favoritos del día.

En Estoril nos atendió personalmente el chef Pedro Ortega y la degustación incluyó ‘Ravioles en Salsa de Hoja Santa con Granda’, ‘Escargot a la Mantequilla’ y unos ‘Medallones de Res con Salsa de Chapulines’ extraordinarios, montados por el propio chef Ortega.

Para el maridaje conocimos a Mónica Moreno y Karina Valdovinos de Grupo PM, que nos ofrecieron una cata personal de vinos Rioja, empezando por su selección de blancos, hasta llegar a los tintos de reserva y gran reserva. De los tintos el más recomendable es ‘Izadi Reserva’, pero también tomamos ‘Campo Viejo Gran Reserva’, y ‘Arienzo’, entre otros. De los blancos me quedo con ‘Luis Cañas’, un gran vino para maridar con una amplia gama de platillos.

Continuando con nuestro recorrido llegamos a Glutonnerie donde nos esperaba el chef Antonio Balderas, quien nos preparó un ‘Cachete de Res’ espectacular. Según me platicó, la carne llevaba cocinándose más de 12 horas; el cachete se derretía en la boca, una auténtica delicia. En Amalia Gusto & Grill comí ‘Rib Eye al Tuétano’ y ‘Chicharrón de Pulpo’. En Nudo Negro, sus famosos ‘Ostiones a la Parrilla con Suadero’, una joya culinaria que todos deberían probar.

En uno de los pasillos el asado más vistoso, sin lugar a dudas, era el de Asados Don Abel, que preparaban tres jabalíes suculentos. Me comentaron que para la cocción tenían que estar al fuego por lo menos cinco horas y media. Para probarlo hice la cola más larga del evento, pero valió pena. Don Abel cuenta con servicio a domicilio. Por una parrillada de jabalí para 40 personas cobran 15 mil pesos. Si les interesa se pueden comunicar al teléfono 771 714 4068.

Concluimos nuestra visita a SaborEs Polanco con un recorrido por la propuesta de vinos de La Europea. Con jamón serrano para maridar, empezamos por Casa Madero, la vinícola más antigua de América, que data de 1597 en la región sur del estado de Coahuila. Sus etiquetas son reconocidas mundialmente, en especial ‘Casa Grande Gran Reserva’, uno de los mejores vinos que probamos en toda la tarde.

Ana Karen Prado, Gerente On Trade de La Europea, nos dio un tour por el cono sur para probar una interesante selección de vinos argentinos y chilenos. Finalmente Ulises Arellano, Gerente de Marca, nos llevó a conocer Bodegas Graffigna, también vinos argentinos de excelente calidad. El ‘Graffigna Gran Reserva’ es un vino que tienen que probar, pero la joya de la corona es el ‘Santiago Graffigna Limited Release’, un tributo al fundador de la bodega que ha entregado vinos premium por más de 140 años.

No me queda más que felicitar a los organizadores de SaborEs Polanco por reunir a los mejores restaurantes de la zona para un fin de semana inolvidable. Quedé encantado con cada uno de los platillos que tuve la oportunidad de probar, al igual que las catas de vinos. La atención en los stands fue extraordinaria. No puedo esperar para la quinta edición e invitarlos a todos para que se preparen para una experiencia culinaria inigualable. 

Podcast: