Mostaza, Todo en Familia

Archivado en: 

Conocer Mostaza es conocer a Mónica Bayghen y Mónica Mestre.

En la visita que realizamos al lugar, Mónica Mestre, socia de Mostaza, nos platicó sobre su restaurante, es un negocio familiar que surgió por la necesidad de recuperar recetas de su familia, adaptarlas y compartirlas para que la gente pudiera comer bien, con sabor y que al mismo tiempo fuera saludable. 

Mostaza abrió sus puertas en septiembre del 2010 en Insurgentes Sur 3776, justo en la parada Ayuntamiento del Metrobús. Debido a la gran cantidad de clientes que asistían al lugar, se vieron en la necesidad de agrandar el local. En julio de 2012, menos de dos años después de haber abierto y sin esperarse que fueran a crecer tan rápido, adjuntaron el local de a lado y lo añadieron al restaurante original.

¿Sus planes a corto plazo? Abrir una nueva sucursal, para que más gente pueda disfrutar de sus productos.

Platicando sobre el diseño del lugar (muy bien logrado), nos presenta líneas de urbanismo y reutilización de materiales que fueron tirados como basura. Intrigada por la calidad del trabajo le pregunté quién realizó el diseño, y me llevé una grata sorpresa cuando me contestó que ella es artista visual y que fue ella quién realizó el diseño del logotipo, el concepto y todo lo que ahora es visualmente Mostaza.

El restaurante se llama Mostaza porque es uno de los ingredientes más usados aquí. Contamos con más de veinte mostazas diferentes que ustedes pueden disfrutar.

El negro “chalckboard” en contraste con el color de Mostaza, más las tipografías sobrepuestas en las ventanas del local, hacen que, sin dudarlo, voltees a verlo y quieras entrar. Una vez adentro los olores de las baguepizzas, el pan horneándose, y todos los ingredientes del lugar van a hacerlos querer probar todo.

Mostaza ofrece servicio de martes a domingo de 8 de la mañana a 7 de la noche, con servicio a domicilio en la zona. Y por si fuera poco, cuentan con BOX LUNCH todo el día por $165 pesos. Visiten el lugar y conozcan a la gente que ahí trabaja. No se van a arrepentir.