Restaurante 1900: Un Argentino muy Casero

Archivado en: 

Platicamos con Sebastián Gotthelf, socio de 1900, un restaurante argentino en el Centro de Tlalpan que abrió sus puertas en junio de 1999.

Sebastián se dedica a la cocina desde que tenía diecisiete años. Llegó a México hace más de veinticinco años, y trabajó en lugares de comida argentina donde conoció a su socio, Alejandro Bruera+, un músico enamorado del inicio del siglo XX. Fue Alejandro+ quien encontró el lugar donde finalmente establecería el restaurante al que daría el nombre de la época de sus amores, 1900.

Todo lo que se prepara en el lugar se hace al día. Son recetas clásicas que te hacen sentir como si comieras en casa. La mayoría de los clientes son personas de la zona ya que el Centro de Tlalpan es un lugar muy chico que sólo cuenta con un acceso, lo que lo hace muy agradable y tranquilo, pero difícil de visitar si no viver cerca.

También fue el propio Alejandro+ quién invitó a Sebastián a ver el local y poner el restaurante. 1900 se encuentra en los arcos de Tlalpan, un edificio histórico de más de 200 años que no ha sido remodelado, excepto por la pintura y la decoración de las paredes internas.

Para los socios fue muy fácil abrir el restaurante. Ellos ya tenían la idea del concepto que querían poner y contaron con la surte de que el Centro del Tlalpan cambió su uso de suelo, lo que les permitió conseguir el permiso muy pronto. La nueva administración, en tiempos de Cuauhtémoc Cárdenas, tenía la intención de levantar la zona que se encontraba descuidada, y una forma de hacerlo era otorgando permisos a los restauranteros para abrir sus establecimiento, mismos que llegaron para quedarse. 

Al ser un barrio muy local y chico, el Centro de Tlalpan permite que los dueños de los restaurantes estén presentes en sus negocios, supervisando que todo funcione bien, involucrándose tanto en el proceso de la elaboración de la comida, como en la atención al cliente.

“En gustos y sabores, no han escrito los autores”, comenta Sebastián respecto a cómo le gusta comer su corte de carne a la gente. Aunque nos comenta que a la mayoría les gusta “que no se vea roja, pero que sea jugosa”.

El secreto para una buena carne es la calidad, y la manera de cocinarla.

Sobre los cortes de carne, nos platicó que las piezas llegan completas al restaurante y ahí mismo se van cortando, dando como resultado carnes mucho más jugosas. Esto es algo que la clientela le “permite” hacer, porque las piezas salen muy rápido, por lo tanto siempre están frescas. “Lo que hacemos, lo que cocinamos es un sabor universal que a todo el mundo lr pueda gustar”.

Pizzas, empanadas, pastas, carnes, y a veces algún platillo con toque peruano es lo que pueden encontrar en 1900. Una buena comida y un ambiente tranquilo, que invita a comer bien, relajarse y disfrutar.

Los restaurantes son negocios muy nobles, cuando conservas la calidad y el servicio.

Recomendaciones

Si van en la noche, pizzas y empanadas para compartir.
Si van de día y con hambre, cualquier corte argentino, así que pidan su favorito.