Rojo Bistrort, la Mejor Esquina en la Condesa

Archivado en: 

El Rojo Bistrot, ubicado en Ámsterdam 71C, es uno de los rincones de la Condesa que guardan los mejores sabores.

No sólo el letrero afuera llama la atención, sino la esquina afrancesada que nos invita a adentrarnos en un lugar bistrot típico. Las mesas tienen el espacio suficiente para recibir todos los platillos de excelente calidad y con porciones que los dejarán satisfechos.

Rojo Bistrot se ha convertido en un clásico. Hay días en los que es mejor hacer reservación. Sin embargo, si tienen que esperar para entrar, les aseguro que la pena. El servicio en general es bueno y la comida la sirven en la temperatura ideal, lo cual es un plus. 

Su carta es muy amplia: cuentan con platillos especiales y de temporada, así que no importa si quieren regresar porque siempre van a tener oportunidad de probar cosas nuevas.

A pesar de que los platillos conservan la esencia de un restaurante bistrot, no se parecen en nada a los tradicionales que ya conocemos. No son platillos aburridos, al contrario, la experiencia de comer en Rojo Bistrot es incomparable en su estilo. La carta ofrece tantos productos de primera calidad que te hacen percibir distintos olores, texturas y sabores. 

Se los recomiendo muchísimo, es un lugar que tienen que visitar.

Recomendaciones

-Sopa de Cebolla: de las mejores que he probado en el D.F., la clave está en el queso gratinado.

-Salmón en Costra de Panko y Coco con Salsa de Arándano: de entrada el salmón está perfectamente bien cocinado y caliente, la costra de panko y coco le da un toque muy diferente al típico salmón y para acompañar la salsa de arándano que con todo lo demás lo hace ser dulce y salado. Una combinación perfecta.

-Pastel de Chocolate Amargo: ya saben que tengo una obsesión con éste tipo de pasteles, así que es un postre ideal para cerrar la comida.