Mi Guía de Postres Favoritos en el DF

Archivado en: 

Toda la vida he dejado espacio para los postres. Y cuando no lo obtengo, horas después digo: "¡quiero un postre!".

Conociendo este antecedente voy a recomendarles algunos postres que pueden encontrar en la ciudad (y no tienen nada que ver con los que hacen las mamás y las abuelas), pero son el final perfecto para una buena comida. Esta guía incluye desde restaurantes, puestos callejeros, datos para hacer exclusivamente pedidos, entre otras. Ojalá les sea útil y disfruten de estos maravillosos postres.

Helados

Helado de Queso de la Plaza de San Jacinto: es el típico puesto de helados de la calle, cubetas de madera amarillas con naranja llenas de hielo y el bote de metal con el helado. Recomendación: se ponen los fines de semana, pero no vayan muy tarde porque se acaban.

Helado de rompope de Nevería Roxy, Tamaulipas 161, Condesa: yo sé, son los clásicos y aún así son riquísimos. Es un negocio familiar de mucha tradición y los van a tratar muy bien en cualquiera de las sucursales. 

Helado de Almendra de Crepes&Waffles, Parque Delta: definitivamente se ha convertido en uno de los que más me gustan. Tiene dos de las cosas que me encantan: almendras y helado. Lo pueden comprar por litro. Sí no les importan las calorías, pidan un waffle con una bola de éste sabor.

Helado de Tres leches de Tepoznieves, Francisco I. Madero Centro de Tlalpan: de entre la gran variedad de sabores que ofrecen las Tepoznieves, para mí, es el favorito.

Helado de Cinco especias de Don Chui, Alfonso Reyes 118 Condesa: el sabor es espectacular. Hace muchísimo que no me sorprendía tanto un helado. Vayan aunque sea exclusivamente para el postre.

Helado de Queso de Cabra de la Trattoria Casa Nouva, Avenida de la Paz 40, San Ángel: no se asusten, el sabor no es para nada como si lo estuvieran comiendo en una ensalada, es un sabor delicado sin dejar de saber a queso de cabra, y su textura es maravillosa.

Helado de Lychee de Moshi Moshi: no, no es hecho artesanalmente. Es mucho más difícil comprarlo que pedirlo en el Moshi Moshi más cercano. Pruébenlo, no se van a arrepentir. Como dato curioso el sabor es parecido al que daban en el Naós.

Pasteles

Pastel de Chocolate Semiamargo con Maracuyá de Titania, Revolución 1547: últimamente tengo un 'crush' con los pasteles de chocolate, pero éste en particular me dejó con ganas de pedir más y más. La maracuyá resalta muchísimo entre el sabor del chocolate.

Pastel de Chocolate de Casa de Juan, Plaza de la Constitución 5 Centro de Tlalpan: es una muy buena rebanada de pastel. Si lo piden para llevar porque están muy llenos, aquí les va el consejo de un millón de calorías: caliéntenlo en el hornito y sírvanlo con una bola de helado de vainilla, al helado pónganle un poco de nuez moscada.

Pastel de Amapola de Sonata, San Fernando 253: es el tradicional de la pequeñísima cafetería. Lo malo es que las rebanadas son delgadas, y como 'una no es ninguna', cuando te das cuenta ya te comiste medio pastel. También se los recomiendo para llevar a reuniones.

Pastel Glacé de Limón de Hadasa, Barranca del Muerto 307: su color es literalmente verde limón por dentro, el sabor es maravilloso; un pastel muy original que no van a encontrar en otros lados, ni por sus características físicas, ni por su sabor.

Pastel de Tres Leches al Rompope de Artesano del Sabor: exclusivamente para pedidos. La cantidad de postres que ofrece el joven chef dan muchísimas opciones. Su pastel Ópera también es espectacular. Una vez que lo prueben van a hacerlo su “chef” de confianza (también ofrece platillos salados). www.facebook.com/artesanodelsabor

Macarons

Macaron de Maricú, Plaza San Jerónimo TRA-05: ya de entrada es garantía -porque los postres de Maricú son excelentes- pero se van a sorprender por la gran variedad de combinaciones que ofrecen, sobretodo si quieren hacer un pedido para alguna fiesta.

Macaron de Limón con Semilla de amapola de NIB, Francisco Sosa 266-A, Coyoacán: en este pequeño local tienen los mejores macarons, pero llamen antes de ir o hagan un pedido especial, porque no siempre hay. Les dejo el número de contacto: 5510 9209.

La Cajita Tradicional de La Balance, Cozumel 94-A en la Condesa: muy buen surtido de macarons. Son de los mejores en cuanto a textura. Un buen detalle para alguien que lo valga (se los digo por el precio). 

Churros

Churros Rellenos del Centro de Tlalpan: el señor se pone los fines de semana en las tardes. Olvídense de los churros de Coyoacán (que por cierto, son de su suegro), los de Tlalpan son los mejores del DF.

Bolsita de Churros para Compartir, junto a la Librería El Sótano, Coyoacán: más que un local, es una pequeña fábrica de churros. Ahí venden una bolsita con 5 churros para que los compartan (o no), mientras caminan por Coyoacán.

Mini Churros de Bonito, Nuevo León 103, Condesa: estos churros vienen con diferentes “aderezos” tradicionales para que los sopeen. El perfecto cierre para la comida, que también es maravillosa.

Otros

Crème Brûlée de Aguacate de Volver, Chihuahua 93, Roma: es algo completamente diferente a todo lo que han probado. Sin duda es un postre arriesgado. Antes de pedirlo asegúrense que les guste el aguacate endulzado, al igual que la consistencia de un crème brûlée.

Éclaire de Fresco by Diego, Fernando Montes de Oca 23, Condesa: en el restaurante tiene una amplia barra de postres, pero el éclaire es sobresaliente. Definitivamente, un pedacito de Paris en la Condesa.

Graibe de Almendra de Biblos, Cuauhtémoc 786, Narvarte: en este lugar tienen una gran oferta de dulces árabes. Por lo general, el graibe es muy difícil de encontrar bien hecho, excepto por señoras libanesas (lo mejor de tener amigos árabes es sin duda la comida que hacen sus mamás). El graibe de Biblos tiene una consistencia muy suave, pero no se rompen en la mano. Lo recomiendo como un delicioso regalo que los hará quedar muy bien.

Kurambiedes de Agapi Mu, Alfonso Reyes 96, Condesa: son unas galletas de almendra que no van a encontrar en otro lugar. Tienen un sabor muy marcado a almendra (créanme, se los dice una experta). Están obligados a dejar un espacio para estas galletitas que también pueden compartir.

Cupcake Nutella de El Gato Pastelero: cupcake hecho a base de harina de avellana acompañado de la tradicional Nutella que todos conocemos. A pesar de tener la Nutella no empalaga (como cuando la comes del frasco) y tiene un sabor ideal. El 'panquecito' tiene una textura muy suave que se deshace en la boca. Tip: hacen entregas en todos los metros del DF y en varios puntos de Coyoacán. Llamen y pídanlo. www.facebook.com/ElGatoPasteleroMx

Gallé de Almendra de Mostaza, Insurgentes Sur 3776: creo que no tengo que decirles que soy fan de las almendras. Casi cualquier cosa que las contenga puede ser excelente para mi. Sin embargo, esta vez me sorprendió que algo tan sencillo fuera tan rico. En verdad no se lo pierdan. Por cierto, les cuento un secreto: su muffin de chocolate semiamargo está para morirse.