Termina la Primera Fase del Mundial Con Grandes Sorpresas y Decepciones

Archivado en: 

Antes de iniciar la Copa del Mundo Brasil 2014, España llegaba como uno de los grandes candidatos para llevarse nuevamente, como sucedió hace cuatro años atrás en Sudáfrica, el título en la máxima competencia de selecciones nacionales en el deporte más seguido del planeta.

El equipo de Vicente Del Bosque se mostraba en sociedad con una mentalidad ganadora tras haberse adjudicado -además del Mundial de 2010- las últimas dos Copas de Europa. Con el equipo base y refuerzos de lujo, como el brasileño nacionalizado español Diego Costa o Koke, y sentado cómodamente en el trono del Rey, según el ranking de la FIFA, los españoles amenazaban con romper el famoso agadagio de las copas que asegura ‘América para los americanos’.

La ‘Furia’ salió con todo ante Holanda: con un cuestionado penal a Costa que Xavi Alonso convirtió en gol, se iban arriba en el marcador. Más adelante, David Villa se perdió el segundo, tras una magnífica tapada del arquero rival, Jasper Cillessen. Parecía que se venía la goleada… y se vino, pero en contra de la Roja. En una jugada de contragolpe, Robin Van Persie se tiró de palomita para igualar los cartones antes de que terminara la primera parte. En el complemento, Holanda se despachó con la cuchara grande, pegándole un baile a España, la revancha de la Naranja Mecánica. Con un Arjen Robben encendido, la historia terminó 5 a 1 favorable a los dirigidos por Louis Van Gaal.

Sacudidos, Casillas y compañía buscaban levantarse la lona frente a Chile, pero volvieron a sufrir un descontón y perdieron por nocaut con un 2 a 0 irremontable. Para salvar el orgullo -y no terminar último lugar del Mundial después de ser capeones del mundo- derrotaron 3 a 0 a Australia. España regresó a casa con la cola entre las patas, evidentemente no supieron bailar la zamba en Brasil.

Inglaterra fue el segundo fracaso de la Copa. Los británicos arrancaron exhibiendo un buen nivel, pero cayeron ante una intratable Italia (2-1). El partido fue uno de los mejores de la fase de grupos del Mundial. En su segundo encuentro vino el frentazo de Uruguay, que con dos goles de Luis Suárez, los mandaron a llorar a su concentración, comprometiendo seriamente sus aspiraciones de avanzar a la ronda de octavos de final. El empate 0 a 0 ante Costa Rica terminó de dilapidar una puesta en escena para el olvido en el denominado Grupo de la Muerte, que quedó en poder de los sorprendentes ticos. El país que dio a luz al fútbol consiguió apenas un punto y anotó dos goles. Terrible.

Italia, en la misma zona la B, arrancó con todo: un contundente 2 a 1 sobre los ingleses. En el partido disfrutamos de un Andrea Pirlo en excelente nivel y una selección Azzurra desconocida, irreconocible, que jugaba por primera vez al fútbol y dejaba el catenaccio, el pelotazo y el juego rústico para otro momento. Pero tras esa prestigiosa presentación en sociedad, se vino la noche y una derrota sorpresiva ante Costa Rica, un equipo sin historia mundialista, sencillo y que no mostró miedo ante un tetracampeón mundial. En la batalla a matar o morir, Uruguay le arrancó la victoria 1 a 0, dejándolos fuera del Mundial. Así, en el regreso a casa con la frente baja, Césare Prandelli renunció como DT de Italia. ¿Se despedirá el fútbol bonito? Todavía queda la imagen de Mario Balotelli desconsolado en el banco de suplentes tras la derrota ante los Charrúas.

Y qué decir de Portugal de Cristiano Ronaldo, el astro quien fue recientemente premiado por la FIFA como el mejor jugador del mundo. Con su máxima figura en un nivel muy bajo, comenzó con un 0-4 ante Alemania. En su segundo encuentro frente a Estados Unidos se quedaron a un minuto de la eliminación, sólo entonces aparecio CR7 metiendo un buen centro a un compañero para que Portugal empatar el juego 2 a 2 (Silvestre Varela). Ahora los lucitanos necesitaban un nuevo milagro para calificar. La tarea no era fácil: tenía que derrotar a Ghana por goleada y esperar que los teutones superaran a los norteameticanos, en lo posible, por un marcador abultado.

Portugal logró vencer 2 a 1 a las Estrellas Negras, pero el marcador no fue suficiente para calificar. Así, el mejor jugador del mundo se despidió sin pena ni gloria de la Copa del Mundo, con apenas un gol en tres partidos.

En el último lugar vacante del ránking quedó Camerún. Claramente el elenco africano -que en Italia 90 bajó a Argentina en el estreno- no era un serio aspirante al título, pero el equipo del DT alemán Volker Finke terminó siendo el peor de la puesta en escena. No cosechó ningún punto, apenas anotó un gol (a Brasil) y le metieron ocho en su arco. Con peleas a empujones y cataratas de insultos ante las cámaras, el conjunto de Samuel Eto´o regreso sin gloria y dando mucha pena en Brasil 2014.

Ahora viene lo mejor del Mundial: se acercan los octavos de final con ocho de diez equipos del contienente americano peleando por el campeonato, incluyendo a tres de la zona de CONCACAF, algo que ni el más optimista hubiera esperado.