Al América se le Atoró el Camote en el Azteca

Archivado en: 
Fecha del Evento: 
Sábado, 24 Enero 2015
Lugar del Evento: 

‘La Franja’ logró neutralizar el poder ofensivo azulcrema y rescata un empate con sabor a triunfo ante las Águilas.

México, DF.- La afición que hizo la gran entrada en el Coloso de Santa Úrsula el sábado esperaba ver a un América que volviera a la senda del triunfo, sin embargo, encontraron en un ex americanista, Cuauhtémoc Blanco, su mejor pretexto para celebrar empate a cero goles ante el Puebla.

Al minuto 78 ingresó Blanco para desatar el alarido del Azteca, que la ofensiva del equipo de Gustavo Matosas no logró conseguir; la gente se volcó en un pequeño homenaje al último gran ídolo americanista, momento que resultó lo más atractivo de un duelo que acrecentó las dudas sobre la nueva era, tras la salida del ‘Turco’ Mohamed.

Los fuertes abucheos, tanto en el medio tiempo, como al final del partido, fueron reflejo del descontento de la afición para su equipo, que también recriminó la roja a Pablo Aguilar por ‘anotar’ con la mano.

Quintero se convirtió en el gran orquestador de las Águilas y en un par de ocasiones dejó a Benedetto solo frente al portero, pero un disparo muy cruzado y una buena atajada del cancerbero poblano evitaron el tanto, además de un remate de Oribe Peralta que se fue apenas desviado de la cabaña de Cota.

El aviso que había lanzado el ‘Profe’ Cruz se iba cumpliendo. Puebla resultó incómodo, una piedra en el zapato para el América. Arriba, los camoteros dependían únicamente de lo que pudiera hacer Matías Alustiza, quien logró poner nervio a Moisés Muñoz con un tiro libre y después un disparo raso que lo obligó atajar recostando sobre su costado.

El partido se perdía con un ritmo que adormecía al respetable que claramente favorecía a los poblanos. América carecía de intensidad; el equipo estaba más preocupado por que no le marcaran gol que tratar de hacer daño, situación que desató un fuerte abucheo cuando el árbirtro pito para terminar la primera mitad del encuentro.

Matosas intento cambiar el rumbo del partido que era sordo, rasposo y sin claridad, lo que generó mayor desesperación en el público que esperaba ver goles. Darío Benedetto tuvo una jugada clara de gol cuando intentó cruzar su remate con la cabeza pero Cota recorrió bien su arco y tapó el esférico ante el grito ahogado del estadio. Más adelante, Darwin cimbró el poste en lo que parecía el inminente gol azulcrema. Pero América no dio para más.

El equipo de Matosas mostró algunos chispazos de buen fútbol, pero optó por dejar de lado la efectividad que hoy lo tienen con cuatro puntos. América no fue capaz de anotarle al último lugar de la porcentual, equipo que rescató un punto de oro en su lucha por mantener la Liga MX.