México Derrota a Domicilio a Honduras 0-2, Rumbo a Rusia 2018

Archivado en: 

El Tri rermina con la mala racha de resultados en San Pedro Sula y suma tres puntos importantes previo al hexagonal final para el torneo mundial

San Pedro Sula, Honduras.- Pese a lo ríspido y cerrado que fue el partido, la realidad es que se consiguió un resultado positivo; incluso el empate estuvo lejos, ya que México nunca estuvo en peligro. El equipo se adaptó a las circunstancias muy complicadas, en todos los aspectos, ante un cuadro centroamericano sin argumentos futbolísticos para merecer algo.

Este partido fue el típico ejemplo de lo que es la eliminatoria de la Concacaf en Centroamérica: un duelo cerrado, sordo, con cero talento y por momentos, muy aburrido.

Eso sí, jugado con mucha fuerza en todos los sectores del campo. Afortunadamente para los nuestros, el panorama se aclaró en el segundo tiempo: México tuvo en Jesús Manuel Corona y Jürgen Damm, los revulsivos que necesitaba para salir con el triunfo.

La pobreza futbolística del primer tiempo fue tal, que una grave lesión en la pierna derecha del mediocampista Luis Garrido fue lo más destacado; ninguno de los dos equipos fue capaz de imponer condiciones. La llegada de mayor peligro se dio en los primeros minutos en un balón largo en el que Rubilio Castillo le ganó la espalda a Diego Reyes, pero Alfredo Talavera salió perfecto para cortar con el pecho.

La tónica se mantuvo para el inicio del complemento, en el que el Tri generó la jugada más futbolera de todo el partido, fallada de manera increíble por Raúl Jiménez.

Todo se originó en un gran balón que tocó Andrés Guardado para Javier Hernández. El ‘Chicharito’ se dio un media vuelta y disparó al arco. Noel Valladares -con gran manotazo- salvó su meta, pero el rebote le quedó a Jiménez para reventar las redes, y en cambio, voló su remate al minuto 56.

El técnico Juan Carlos Osorio quería la victoria y se dio cuenta que era momento de refrescar a su gente, especialmente por la banda de la izquierda. El colombiano sacó a Javier Aquino, para darle minutos a Jesús Manuel Corona, quien se encargó de inclinar la balanza a favor de los visitantes.

El jugador del Porto de Portugal tomó en el área un rebote y de ‘inglesita’ se acomodó para prender el balón de volea y la puso pegada al poste para darle la ventaja al Tri al minuto 66.

Para el siguiente cambio, Osorio apostó por la velocidad y frescura de Jürgen Damm, para explotar los espacios que podía dejar el rival en su afán de ir al frente. La estrategia le resultó muy rápido, pues el recién ingresado logró conseguir la segunda anotación que le daba tranquilidad al Tri.

Al 72’, Dam ganó a velocidad un balón por derecha y entró al área para definir a primer poste con un disparo cruzado que batió a Valladares, quien intentó adivinar, pero dejo descubierto el ángulo que tenía que cuidar.

El resto del juego fue de total control para México, que finalmente salió con un triunfo de Honduras, algo que no conseguía desde hace 22 años. También se rompió una racha de 50 años sin lograrlo en esta ciudad (San Pedro Sula).

Lo negativo fue la lesión de Oswaldo Alanís, algo que parece ser delicado. También el lamentable arbitraje del panameño John Pitty, quien tuvo una pésima labor, perdonando muchas tarjetas amarillas.