Rondo Alla Turca: Turan y el Atleti Amargan el Debut de ‘CH14’

Archivado en: 
Fecha del Evento: 
Sábado, 13 Septiembre 2014

Seguramente en muchos bares y hogares mexicanos los fans estuvieron pegados frente al televisor este sábado para ver a ‘Chicharito’ y Raúl Jiménez en el derbi madrileño. Un partido con resultado sorpresivo que dejó la victoria para el equipo más inteligente.

Los números no mienten, Real Madrid dominó el partido desde el primer minuto y en la primera mitad los ‘colchoneros’ solo tuvieron una llegada al área rival que terminó en gol, mientras que el equipo blanco llegó 22 ocasiones, por lo menos, seis tiros de peligro pero solo un gol de Ronaldo al marcar de penal.

Con mi tequila en mano y un plato con cacahuates japoneses puse atención al juego, un juego histórico con dos mexicanos: Raúl Jiménez, que entró de inicio, y Javier Hernández que arrancó en el banquillo. Me sorprendió ver que en algunas jugadas Raúl, en vez de apretar en la carrera o en la lucha, se frenaba y –es mi apreciación- trataba de quedar fuera de la jugada. Pasaban los minutos y Jiménez no tenía jugadas de peligro mientras ‘Chicharito’ seguía calentando la banca.

Emoción y Decepción

Llegó el segundo tiempo, el dominio madridista era notorio pero el Atleti seguía defendiéndose bien, destruyendo la ofensiva como hormigas; pequeños obreros haciendo el trabajo pesado mientras Simeone mostraba su pasión en un palco del Bernabéu. Por fin, al minuto 63 se anuncia la entrada de Javier ‘Chicharito’ Hernández: la gente aplaude a Benzema y mi emoción aumentó cuando la tribuna ovacionó al mexicano.

¡Sí! Partido histórico, pensé… pero mientras CH14 se acomodaba en su posición el cuarto oficial anuncia la salida de Raúl Jiménez. Literalmente, Hernández y Jiménez únicamene se vieron las caras –mi emoción cambió a decepción-. Tengo que reconocer que ver al ‘Chicharito’ con la camisa blanca del Madrid en el Bernabéu me movió tanto como cuando Hugo Sánchez saltaba a la cancha de Concha Espina cada fin de semana, y eso que soy blaugrana.

Lo Mejor del Encuentro

Rápido y con ritmo, como el ‘Rondo Alla Turca’ de Mozart, solo bastaron unos minutos para que el turco Arda Turan pusiera en ventaja a los visitantes en la mejor jugada del partido; una acción de alta calidad, de esas que no te cansas de ver en la repetición y disfrutas cada movimiento de quienes participan en ella.

Además del segundo gol, puedo incluir en lo mejor del partido a Miguel Moyá, el arquero colchonero que sacó cuanto balón se acercó a su portería. También a Cristiano Ronaldo y su exquisito fútbol. De Tony Kroos se rescata su frialdad, seriedad y majestuosidad alemana, con y sin el balón.

Para la historia queda la estadística: por primera vez dos futbolistas mexicanos participan en un derbi Madrileño en el Santiago Bernabéu… aunque fuese por medio minuto.