El Estadio Olímpico Universitario Cumple 62 Años de Vida e Historia

Archivado en: 
Fecha del Evento: 
Jueves, 20 Noviembre 2014

Testigo de los Juegos Olímpicos México ‘68, la Copa del Mundo del ‘86, los Juegos Panamericanos del ‘55 y ‘75, los Juegos Centroamericanos y del Caribe de ‘54 y ‘90; además de distintos campeonatos de fútbol y fútbol americano logrados por los equipos representativos de la Máxima Casa de Estudios.

De qué otro escenario podría estar hablando sino del Estadio Olímpico Universitario que está próximo a celebrar 62 años de vida e historia.

Ubicado en Ciudad Universitaria, este inmueble fue oficialmente inaugurado el 20 de noviembre de 1952 por el presidente de México, Miguel Alemán y el rector de la Universidad, Luis Garrido, en una ceremonia que antecedió a los II Juegos Juveniles Nacionales.

Dos años antes, el 7 de agosto de 1950, se colocó la primera piedra en una hondonada situada en el Pedregal de San Ángel. La construcción tiene base en mampostería de roca volcánica, material propio del lugar. Se invirtieron ocho meses, donde poco más de 10 mil obreros, trabajaron las 24 horas del día para terminar la construcción y su costo fue de 28 millones de pesos.

En su edificación, bajo una visión futurista del deporte, se incluirían canchas de calentamiento, una alberca, un gimnasio cerrado y un jardín botánico. El proyecto arquitectónico y dirección estuvo a cargo de los arquitectos Augusto Pérez Palacios, Raúl Salinas Moro y Jorge Bravo Jiménez, con la colaboración del entrenador de fútbol americano Roberto ‘Tapatío’ Méndez y el profesor Jorge Molina Celis, decano del atletismo universitario.

El estadio dispone de 20 puertas distribuidas alrededor del inmueble que permiten acceder a sus dos plantas a través de 42 túneles. En su costado poniente se ubica el Palomar que alberga palcos especiales de transmisión para radio y televisión, sonido local, y control de pantalla. En la planta baja está el Palco de Honor.

Al costado oriente, frente a rectoría, se encuentra la fachada principal decorada con un mural policromado de Diego Rivera denominado "La Universidad, la Familia y el Deporte en México", en cuyo su diseño se sumó el trabajo de 70 obreros, albañiles y canteros, además de doce pintores y arquitectos.

En cuanto a eventos deportivos se refiere, el reciento guarda hechos memorables. Albergó el primer clásico Poli-Universidad (IPN-UNAM) nueve días después de su inauguración, en el que Pumas derrotó 20-19 a los Burros Blancos. El último juego entre ambas instituciones se realizó en 2002, con resultado a favor de los de casa por 28-26. En días recientes, vivió el Bicampeonato de su equipo dentro de la Conferencia de los Ocho Grandes de la ONEFA, hecho que no se registraba desde hace 38 años.

En los Juegos Olímpicos de 1968, atestiguó el salto de longitud de 8.9 metros realizado por el estadounidense Bob Beamon, el cual estaría vigente por dos décadas. En los Juegos Panamericanos de 1975, el atleta brasileño Joao de Oliveira, impuso récord mundial en salto triple. Durante la Universiada Mundial de 1979, el italiano Pietro Menea, rompió la marca mundial de los 200 metros planos. Para 2003, en el Gran Prix de atletismo, la mexicana Ana Gabriela Guevara resultó ganadora de la carrera de 300 metros planos con un registro de 35.50 segundos.

En la Copa del Mundo México 86, recibió tres encuentros en Fase de Grupos: Argentina 3-1 República de Corea (2 de junio), República de Corea 1-1 Bulgaria (5 de junio), y Argentina 2-0 Bulgaria (10 de junio); así como uno de Octavos de Final: Italia 0-2 Francia (17 de junio).

En fútbol profesional, ha presenciado cuatro de los siete títulos que poseen los universitarios: Temporada 80-81: Pumas 4-1 Cruz Azul (9 de agosto de 1981), en la 90-91: Pumas 1-0 América (22 de junio de 1991), el Clausura 2004: Pumas 5-4 Guadalajara -en penales- (13 de junio de 2004), y Clausura 2011: Pumas 2-1 Monarcas (22 de mayo de 2011).

Su capacidad era 68 mil 954 espectadores con estacionamientos para 2 mil 618 vehículos. Sin embargo, el aforo es de 52 mil personas conforme a los estatutos de la Federación Mexicana de Fútbol y la Liga MX.

En 2014, el Estadio Olímpico Universitario cumple 62 años de existencia, con hechos que han marcado el deporte en México… Y mucha, mucha historia aún por contrar.