Mahahual, Paraíso del Caribe Mexicano, y su Festival Cruzando Fronteras

Archivado en: 
Fecha del Evento: 
De Sábado, 28 Febrero 2015 hasta Sábado, 7 Marzo 2015

Mahahual es un pequeño pueblo playero de dos mil habitantes ubicado al sur del Estado de Quintana Roo, cerca de la frontera con Belice. Muy pocos de sus pobladores han nacido ahí. Como me platica Luciano Consoli (italiano de nacimiento), la mayoría de la gente llegó de distintos países y estados de la República Mexicana para quedarse, encantados por su belleza natural.

Pero fuera de ser un auténtico paraíso terrenal, el pueblo tiene otra particularidad derivada de su ubicación geográfica: las corrientes del mar que convergen en ese punto del caribe mexicano traen constantemente toneladas de basura proveniente de todas partes del mundo. El impacto ecológico es tan significativo que si alguien arroja un botella de vodka en Ucrania, acaba en las playas de Mahahual. Lo mismo un envase de pet proveniente de Inglaterra o Noruega. La basura que llega del mar es tan diversa que se han encontrado hasta pedazos de lo que alguna vez fue una nave espacial.

Esto ocasionó que la gente de Mahahual se uniera para cuidar su patrimonio, buscando convertirse en un destino ecoturístico y creando una importante conciencia ecológica que rebasa fronteras.

Así nació el Festival Cruzando Fronteras, dándole voz al pueblo para informar de las consecuencias terribles de tirar la basura al mar, sin importar en que lugar del planeta se encuentren.

“Decidimos invitar a los líderes de opinión del mundo: intelectuales, artistas y gente de cultura, para que se den cuenta de lo que pasa en el mundo y sean nuestros embajadores para crear esa conciencia ecológica”, comenta Luciano. “Con esta tercera edición serán en total 385 personalidades las que habrán llegado a Mahahual. Algunos han publicado libros, otros han hecho murales y otros se han expresado con distintas formas artísticas para llevar nuestro mensaje más allá de nuestras fronteras”.

Sin duda el festival tiene una fórmula muy original. No es un evento de alfombra roja; es mucho más informal. Todos los artitas que llegan a Mahahual no cobran un sueldo y los espectáculos son gratuitos, apoyando la causa.

“El pacto que hacemos es que les regalamos una semana de vacaciones en el paraíso, y ellos nos comparten su arte, ya sea un concierto, una escultura, una fotografía, o un monólogo como el de Prem Dayal (que es muy divertido, con sus ‘mantras mexicanos’)”, bomea -aunque hablando en serio- el director del festival, mientras dibuja una gran sonrisa.

Si bien Cruzando Fronteras tiene un programa de actividades, la verdadera magia surge en el otro festival, ese que nace de manera espontánea cuando los artistas y el público se encuentran durante el día, ya sea en la playa, en el hotel o caminando por el pueblo. La gente y los artistas siempre están cerca, lo mismo te los encuentras en el desayuno, que en la cena por las noches.

“Cuando tienes a tanto talento en un lugar tan pequeño nunca sabes qué va a pasar. Cuando se juntan los músicos empiezan a hacer sus propios shows; cuando se juntan los pintores hacen murales increíbles. El pueblo se convierte en un museo abierto”.

Luciano llegó de Italia a Mahahual por casualidad, viajando con amigos de Guadalajara, y se enamoró. Si bien no dejó de golpe su país, poco a poco se fue quedando en Quintana Roo, hasta que pudo poner su propio hotel. Ahora se siente comprometido con “ponerlo en el mapa”, buscando el reconocimiento oficial como destino ecoturístico por parte de las organizaciones nacionales e internacionales pertinentes.

Gracias al esfuerzo de Luciano, los habitantes del pueblo y las autoridades del Gobierno del Estado de Quintana Roo, Cruzando Fronteras ha logrado inspirar obras tan importantes como el libro ‘Mahahal: un Paraíso no Reciclable’, de Pino Cacucci, que ya se vende en distintos países de Europa con gran éxito. De igual manera, con la nueva edición del festival se busca lograr un mayor impacto, llevándolo a localidades cercanas como Bacalar y Chetumal.

Por si fuera poco, el arrecife de coral –el segundo más grande del mundo- es amenazado por una plaga importante: el pez león. Al no tener depredadores naturales, encontraron un lugar ideal para reproducirse sin control, acabando poco a poco con el arrecife. Para contrarrestar el crecimiento desmedido de los bancos de pez león, durante el festival se van a preparar distintos platillos con esta especie: desde tacos (platillos muy mexicano), hasta distintas pastas (platillos muy italiano).

“A esta parte del festival le llamamos Sabores sin Fronteras. En todos los restaurantes de Mahahual se van a preparar estos platillos. Comer pez león significa salvar nuestro arrecife”, concluye Luciano.

Cruzando Fronteras se llevará a cabo del 28 de febrero al 7 de marzo de 2015 con la participación de más de cien artistas y personalidades entre los que destacan Francisco Céspedes, Susan Ackoff Ortega, Alberto Colombo, Armando Aguilera Díaz, Prem Dayal y Agustín Lambrada, entre otros.

Para más información pueden visitar el portal www.mahahualcruzandofronteras.com

Redes sociales: FB/MahaualCruzandoFronteras y @TuMahahual